Sobre el nacimiento y desarrollo de la pediatr


Ensayo sobre le nacimiento y desar



Baixar 461.03 Kb.
Pdf preview
Página82/125
Encontro30.06.2021
Tamanho461.03 Kb.
1   ...   78   79   80   81   82   83   84   85   ...   125
Ensayo sobre le nacimiento y desar
rollo de la pediatría
El movimiento de remodelación económico, político, social y cultural en que se des-
arrolló la Revolución Francesa afectó profundamente la finalidad y estructuración de las
instituciones asistenciales cerradas. De este modo pasaron a ser de casas beneficencia,
refugio y asilo de todo tipo de miserias humanas, regidas por principios religiosos y man-
tenidas por la caridad pública, a centros de asistencia médica estricta, sometidos a los
principios de la ciencia y la técnica de curar, con subvenciones importantes a partir de los
presupuestos del Estado e independientes  de confesiones, hospicios, asilos y otras enti-
dades benéficas.
Conviene insistir una vez mas en este fenómeno, pues hizo posible unos modos de
asistencia y adquisición de conocimientos, inicialmente basados en la correlación clínico-
lesional que promovieron el desarrollo actual de la medicina. No representan pues meras
consecuencias del avance científico y técnico, sino que fueron en si mismo los impulso-
res de tales avances. El hospital de aquella época se convierte en un centro de investi-
gación que atrae a las mentes más inquietas constituyéndose en el foco de irradiación de
la nueva patología. Es la llamada época de la medicina hospitalaria (Ackernecht, 1973)
de la que nos maravilla le profusión del material observado así como la calidad de traba-
jos aparecidos.
Por lo que respecta a la pediatría esta ordenación hospitalaria repercutió directamen-
te sobre el cuidado del niño. A pesar de sus deficiencias el hospital de niños, con sus altas
tasas de mortalidad, disminuyó el riesgo de contagio con los adultos en los hospitales
generales y la promiscuidad de los hospicios; por otro lado, las subvenciones estatales o
de entidades o  particulares alcanzaban directamente a los más necesitados. Pero, ¿se
limitó el hospital infantil a ofrecer una mejor asistencia a los enfermos? Es decir, ¿su
papel fue exclusivamente asistencial?. En absoluto; es más casi podíamos afirmar que
este aspecto con ser importante lo fue menos que la repercusión que tuvo en la aparición,
desarrollo y consolidación de la especialidad. Efectivamente, con su clientela abundante
favoreció el estudio de gran número de enfermos con problemas comunes susceptibles
de análisis tanto clínicos en las salas policlínicas como anatomo-patológicos en la sala de
necropsias. Los resultados obtenidos,  elaborados ulteriormente bajo el prisma anatomo-
clínico permitió la construcción  de modelos de enfermar clasificados objetivamente
según la lesión subyacente, como ya hemos comentado con anterioridad. Fiel exponen-
te de lo dicho lo constituyen las siguientes palabras de Heubner cuando en 1894 asumió
la dirección de la Clínica Pediátrica Universitaria de Berlín, en un periodo ya avanzado de
la constitución de la especialidad y de las que podemos deducir el abandono asistencial
en que se encontraban los niños: 
89


Lo mismo cabría decir de las clínicas de pediatría anejas a las precarias e incipientes
cátedras en España que Letamendi no dudó en calificar de “mazmorras”.
Como antecedentes de la construcción de hospitales infantiles con los fines anterior-
mente expuestos hay que citar entre otros el Informe de la Comision de la Académie des
Sciences integrada entre otros por Bailly, Laplace, Lavoisier, etc. a instancias del rey Luis
XVI en 1785 sobre el estado, acondicionamiento, higiene, etc. del Hôtel Dieu. En este
informe se hacía constar que ocho o nueve niños yacían en la misma cama, y en el que
la mortalidad era casi absoluta. En 1788 J. R. Tenon elaboró su famoso documento en el
que se especificaban recomendaciones sobre las reformas higiénicas que debía adoptar
la construcción e higiene hospitalarias. Como consecuencia de lo anterior el asilo cono-
cido como Maison de l’Enfant Jésus (1751) fue transformado en el actual Hôpital des
Enfants Malades (1802), por mucho tiempo el hospital de niños más grande de Europa.
El Hôpital des Enfants Malades constituyó realmente el primer hospital infantil del
mundo en el sentido moderno de la palabra. Este hospital contaba con 500 camas que
acogían solamente niños enfermos de edad inferior a los l5 años con enfermedades agu-
das. Posteriormente se hicieron algunas reformas que permitieron acoger también a los
crónicos y a los agudos contagiosos. La medicina que se desarrolló inicialmente en este
90
La clínica de niños se hallaba instalada en un ala
lateral del viejo hospital de la Charité, en unas
cuantas salas semioscuras, provistas de ventanas
en un solo muro y en algunos pequeños cuartos.
Los lactantes se amontonaban en una habitación
de paso mal ventilada. Desde la primera planta,
donde se encontraban dichas salas, una escalera
interior conducía a la pieza del piso de bajo que
era utilizada como aula y donde se apiñaban los
oyentes,  tanto  en  dicha  local  como  en  la
mencionada escalera. El personal auxiliar estaba
constituido por diaconisas evangélicas, animadas
de muy buena voluntad, serviciales, pero sin la
menor idea acerca de la higiene hospitalaria y de
la  asistencia  de  los  lactantes.  Mi  predecesor,
Henoch,  me  había  aconsejado  suprimir  por
completo el departamento de lactantes, ya que no
contribuía sino a desacreditar la clínica.

1   ...   78   79   80   81   82   83   84   85   ...   125


©historiapt.info 2019
enviar mensagem

    Página principal