Sobre el nacimiento y desarrollo de la pediatr


Ensayo sobre le nacimiento y desar



Baixar 461.03 Kb.
Pdf preview
Página68/125
Encontro30.06.2021
Tamanho461.03 Kb.
1   ...   64   65   66   67   68   69   70   71   ...   125
Ensayo sobre le nacimiento y desar
rollo de la pediatría
tacó J. Henle. Este autor, ya en 1840, incluye en su Pathologische Untersuchungen un
ensayo sobre las miasmas y el contagio en el que se expone por primera vez y de forma
clara la idea de la transmisión de ciertas enfermedades por agentes vivos microscópicos
(microbios). El apoyo experimental y la configuración racional fue posterior, obra de
Pasteur, Koch, E. Klebs (1834-1913) y sus seguidores.
Cuando los procedimientos analíticos de las causas de las enfermedades infecciosas
fueron delimitados con precisión, los postulados de Koch, los hallazgos bacteriológicos se
sucedieron sin interrupción. Este propio autor afirmaba que “En cuanto se descubrió el
método adecuado, los descubrimientos vinieron tan fácilmente como las manzanas
maduras del árbol”. Un gran número de doctores desvelaron por doquier las modalidades
del contagio y las características clínicas específicas según germen. En este contingente
los pediatras ocuparon un destacado lugar.
El impacto de la bacteriología sobre el saber y qué hacer médico general y pediátrico
en particular de la época fue impresionante. Antiguas enfermedades como la difteria, la
tuberculosis, o la tosferina sufrieron una conceptuación nosográfica totalmente original.
Por otro lado se pudo crear nuevas entidades morbosas como la salmonelosis, la infec-
ción por E. coli entre otras muchas.
La bacteriología ofreció además un signo diagnóstico de inapreciable valor, la identifi-
cación del germen causal, que si en aquellos momentos no condujo al tratamiento espe-
cífico, fue base que sustentó las primeras inquietudes inmunológicas y el fundamento de
la higiene pública infantil. 
La concepción de la enfermedad varió, pues, notablemente: La enfermedad era para
el microbiólogo la consecuencia de la reacción del organismo frente a la penetración de
gérmenes procedentes del exterior. Sin embargo para que se produjera la enfermedad se
requería la predisposición del organismo al agente nocivo, predisposición que podía ser
de especie, de órgano o de edad, atendiendo a los determinantes de la susceptibilidad a
ciertos gérmenes: la predisposición de edad vendría condicionada por el hecho de que
las células del ser en crecimiento reaccionan frente a la noxa de forma diferente a como
lo hacen las del adulto. 
Sentados los cánones de la investigación bacteriológica y los esquemas doctrinales
de las enfermedades infecciosas como un proceso de interacción entre un agente inva-
sor y un organismo agredido, la incorporación de las parasitarias fue consecuencia lógi-
ca y primaria. 
Gran interés revistió también el análisis de la respuesta del organismo a la agre-



Compartilhe com seus amigos:
1   ...   64   65   66   67   68   69   70   71   ...   125


©historiapt.info 2019
enviar mensagem

    Página principal