Sobre el nacimiento y desarrollo de la pediatr


Ensayo sobre le nacimiento y desar



Baixar 461.03 Kb.
Pdf preview
Página30/125
Encontro30.06.2021
Tamanho461.03 Kb.
1   ...   26   27   28   29   30   31   32   33   ...   125
Ensayo sobre le nacimiento y desar
rollo de la pediatría
39
De gran interés para el desarrollo del saber ilustrado fue lo que se ha denominado reli -
gión de la ciencia, el deslumbramiento del hombre europeo ante la espléndida creación
de su genio, proceso que culminará en el siglo XIX con la aparición del positivismo y que
lleva consigo una reacción antimetafísica. 
Este enfoque de la realidad natural se realiza de diversas maneras. Para unos será la
vía racional la que más acertadamente cumpla este cometido; valgan aquí los nombres
de los racionalistas Voltaire, D’Alembert, etc. otros se limitan a una visión descriptiva cuyo
arquetipo bien pudiera ser Buffon y la pléyade de naturalistas: No está bien definido sino
lo que ha sido exactamente descrito escribe Buffon
7
y bien patente queda este método
descriptivo en su grandiosa Histoire Naturelle. Otros finalmente defienden un acerca-
miento sentimental a la naturaleza como Rousseau, Diderot y Condillac, aunque más que
un auténtico acercamiento intelectual, lo que realizan es una motivación anímica de lo
que debiera ser. La obra que culmina estos intentos de racionalización del conocimiento
natural es, no cabe duda, la Enciclopedie.
Una de las principales tareas que se impuso la colectividad científica en la Ilustración
fue la elaboración de esquemas culturales con la única guía del entendimiento humano
pero esquemas de clara orientación antropocéntrica.  
El más adecuado estudio para la humanidad es el hombre
escribía Pope en la segunda epístola de su Essay on Man (1733) y otro buen ejemplo
de lo dicho puede consistir la declaración de D’Alembert preliminar de la Enciclopedie :
(7)
Georges Louis Le Clerc, Conde de Buffon (1707-88) fue quizás el naturalista francés más distinguido del
siglo XVIII. Su Histoire Naturelle, fue publicada en 44 volúmenes entre 1749 y 1804, apareciendo los últimos
póstumamente.
Toutes nos connaissances directes se réduisent à
celles  que  nous  recevons  par  les  sens;  d’où  il
s’ensuit  que  c’est  à  nos  sensations  que  nous
devons 
toutes 
nos 
idées... 
Rien 
n’est 
plus
incontestable  que  l’existence  de  nos  sensations;
ainsi,  pour  prouver  qu’elles  sont  le  principe  de
toutes  nos  connaissances,  il  suffit  de  démontrer
qu’elles  peuvent  l’être:  car,  en  bonne  philosophie,
toute déduction qui a pour base des faits ou des


Pero a la vez que se acepta a la razón como procedimiento más acertado para enjui-
ciar la realidad natural (Racionalismo), el hombre asume su inaccesibilidad a la esencia
de esta realidad. De esta forma los racionalistas de la época, trátese de un Condillac, de
un Voltaire ó de un D’Alembert, siguiendo a Locke, atacan la pretensión idealista de
Descartes y Leibnitz de conocer la esencia del mundo natural.
Otro aspecto en que se reflejó la ideología burguesa es la intencionalidad pragmática
que se reviste a los logros científicos; un afán de obtener provecho inmediato de los des-
cubrimientos. Fruto de ello es la aparición del “invento” y del “inventor” de clara intención
utilitaria que rivalizará al científico y a la ciencia el interés de la clase dominante. Sin
embargo, al margen de las criticas que desde la misma ciencia pudieran hacerse a esta
característica, lo bien cierto es que brindó el apoyo técnico que posibilitó el gran des-
arrollo de las ciencias naturales y entre ellas la Medicina. A guisa de ejemplo recordemos
que durante esta época se inventa el pararrayos (Franklin), la máquina de vapor (Watt),
los sistemas termométricos de Fahrenheit, Reamur y Celsius, se inventan los globos,
nuevos instrumentos de música, se progresa en la obtención de vidrios más perfectos que
junto a la construcción de lentes y prismas acromáticos perfeccionaron notablemente el
microscopio. El descubrimiento de la electricidad y sus aplicaciones a la biología recoge
figuras históricas como Galvani, Volta, etc. Se descubren el hidrógeno (Cavendish, 1766),
oxígeno (C. W. Scheele y J. Priestly, 1771), y el nitrógeno (D. Rutherford, 1772). 
Así pues como resumen de lo expuesto hay que enfatizar la configuración determinis-
ta de la ciencia de la Ilustración por lo que respecta a la provocación de fenómenos, su
tendencia a la racionalización de todo su contenido y la progresiva abstracción y eleva-
ción de sus esquemas que se condensan en leyes, leyes que se formularán en lo posible
con un lenguaje matemático generalizador, lenguaje que se pretenderá universalizar
mediante la adopción del sistema métrico decimal. 
Si a esto añadimos la aparición en esta época de un pensamiento genético sobre el
“origen natural del cosmos” que se manifiesta en la aparición de las primeras doctrinas
40
vérités  reconnues,  est  préférable  à  ce  qui  n’est
appuyé que sur des hypothèses, même ingénieuses.
Pourquoi  supposer  que  nous  ayons  d’avance  des
notions  purement  intellectuelles,  si  nous  n’avons
besoin,  pour  les  former,  que  de  réfléchir  sur  nos
sensations?
8
(8)
Todos nuestros conocimientos directos se reducen a los que recibimos por los sentidos; de donde se
deduce que todas nuestras ideas las debemos a nuestras sensaciones... Nada más indiscutible que la existen-
cia de nuestras sensaciones. Por qué suponer que tengamos de antemano nociones puramente intelectuales
si, para formularlas, no necesitamos más que reflexionar sobre nuestras sensaciones?

1   ...   26   27   28   29   30   31   32   33   ...   125


©historiapt.info 2019
enviar mensagem

    Página principal