Revista physis 20 indd



Baixar 243.76 Kb.
Pdf preview
Página14/17
Encontro23.04.2021
Tamanho243.76 Kb.
1   ...   9   10   11   12   13   14   15   16   17
a s

al

ud

, C

iu

da

d d

e C

ór

do

ba

, A

rg

en

ti

na

139

Si consideramos que el significado de las palabras y el sentido de las 

oraciones están dados por su uso, nuestra posición frente a este uso de genocidio 

ambiental no fue una evaluación acerca de su corrección o pertinencia, sino 

indagar acerca de la gramática que envuelve este uso, es decir que lo posibilita 

o restringe. El uso del concepto se da en un contexto en el que se señala que las 

autoridades no cumplen con su función de velar por la salud de la población, a 

pesar de la existencia de derechos reconocidos constitucionalmente y legislación 

específica. Ahora bien, en esta institucionalidad, más cerca de la figura del 

estado de excepción que de la del democrático de derecho, las responsabilidades 

no se extinguen, y desde aquí es invocada la acción del estado como garante de 

derechos y evocado el concepto de genocidio como negación de los mismos por 

parte del estado (CARRIZO; BERGER, 2009, p. 272).

Si junto a este uso de genocidio agregamos que la identidad de Madres en 

la denominación del colectivo evoca la identidad de las Madres de Plaza de 

Mayo en la última dictadura militar en Argentina, podemos señalar que hay 

una construcción narrativa que asigna un sentido a la lucha por la vida, una 

actualidad de los derechos humanos. 

En la época que iba a ser el mundial, las Madres empezaron a hacer las denuncias, solas, 

dando vueltas a Plaza de Mayo, ¿qué decía la gente?: ‘¡si desaparecieron por algo será!’, 

‘¡algo habrán hecho!’. Sí, seguramente habían salido en defensa de sus derechos y había 

que callarlas de alguna manera, y a nosotros no nos han callado de esa forma drástica, 

que directamente te tiraban al río, a nosotros nos van callando de otra manera. 

Los aportes de Ricoeur contribuyen a comprender las construcciones 

identitarias con el paradigma textual, el agente es a la acción lo que el autor al 

texto. El significado del texto escapa al autor y se plasma en la interpretación en 

el espacio público. Como señala el autor: 

La noción de texto es un buen paradigma para la acción humana y, por la otra,  que 

la acción es un buen referente para toda una categoría de textos [...] la acción humana 

está exteriorizada de una manera comparable a la fijación característica de la escri-

tura. Al desprenderse de su agente, la acción adquiere una autonomía semejante a la 

autonomía del texto, deja un trazo, una marca, se inscribe en el curso de las cosas y se 

vuelve un archivo, un documento (RICOEUR, 1988, p. 87).

La apropiación que realizamos del giro narrativo se vincula con la posibilidad 

de apropiación de la experiencia por parte de los protagonistas, una narración, un 

sentido para la lucha. Si consideramos entonces el texto como acción, la fuerza 

de la práctica de la autoorganización también se encuentra en el poder decir 



| M

au

ri



ci

o B


er

g

er



, F

ra

n



ci

sc

o O



rt

eg

a |



140

Physis Revista de Saúde Coletiva, Rio de Janeiro, 

20 [ 1 ]: 119-143, 2010

que implica la capacidad narrativa de los ciudadanos que defienden derechos. 

En la situación de las Madres de Barrio Ituzaingó Anexo, este poder resiste a 

las operaciones de denegación de identidad, cuando las autoridades públicas 

desconocen la problemática del barrio o actúan de forma deficitaria en la 

solución del mismo, las Madres siguen denunciando genocidio encubierto, como 

testimonio del dolor y la injusticia que padecen los afectados a casi diez años de 

iniciada la lucha por los derechos vulnerados. 

No es contradictorio sino paradojal del ejercicio de los derechos en las democracias 

realmente existentes, el dirigir los reclamos por derechos al estado que es parte 

responsable por la vulneración de los mismos. En la defensa de la vida se afirma el 

valor de la misma, y se reafirma la posibilidad de la política no contra o sobre la vida 

sino a favor de ella. Siguiendo a Ricoeur, la figura de la paradoja nos permite pensar 

que en el caso de la defensa de los derechos, contra la vulneración hay resistencia. 

La autonomía es tanto una declaración como un proyecto, una tarea política frente 

a su cuestionamiento. Al decir del mencionado autor:

Es el mismo ser humano el que es lo uno y lo otro bajo dos puntos de vista diferentes. 

Y es más, no contentos con oponerse, los dos términos se componen entre sí: la auto-

nomía es la de un ser frágil, vulnerable. Y la fragilidad no sería más que una patología, 

sino fuera por la fragilidad de un ser llamado a llegar a ser autónomo, porque lo es 

desde siempre de una cierta manera. (RICOEUR, 2008, p. 71). 

A modo de conclusiones

Nos interesa pensar la actualidad de la defensa de derechos en casos de contaminación 

ambiental por agrotóxicos. La lucha de las Madres de Barrio Ituzaingó, que hemos 

presentado muy brevemente ha contribuído a nuestras reflexiones. Preocupados por 

los logros de su acción y los problemas que ésta enfrenta, como investigadores de 

una universidad pública democrática no podemos menos que compartir con ellas 

el sentido de justicia en la lucha por la vida y la salud. La práctica de investigación 

es entendida junto a Pitkin

 

como la posibilidad de restituir la función reveladora de 



verdad de nuestro lenguaje y de su poder para establecer relaciones genuinas con 

nuestros conciudadanos (PITKIN, 1984). 

Vemos que en el contexto del estado democrático de derecho, son las prácticas 

ciudadanas las que defienden lo público de la política a través de su acción, y no 

las estructuras institucionales del estado, supuestas garantes de los derechos. En 

esta situación, el único modo de práctico de observar el poder es en su ejercicio, 



1   ...   9   10   11   12   13   14   15   16   17


©historiapt.info 2019
enviar mensagem

    Página principal