Ladislau Dowbor La era del capital improductivo


Rescatar la capacidad pública de planificación



Baixar 3.48 Mb.
Página74/88
Encontro30.06.2021
Tamanho3.48 Mb.
1   ...   70   71   72   73   74   75   76   77   ...   88
13. Rescatar la capacidad pública de planificación

Con una población de 7.400 millones, y 80 millones más cada año, vemos una presión creciente sobre los recursos naturales, desigualdades explosivas y un sistema financiero caótico, y estamos volviendo a la planificación como un instrumento necesario de gobernanza. No se trata ya de la eterna discusión ideológica sobre el dominio de lo estatal o de lo privado, sino de la comprensión de que, en la sociedad mixta realmente existente, las esferas empresarial, pública y de la sociedad civil tienen que construir un nuevo pacto social para el bien común. La planificación centralizada y controlada solamente por el Estado mostró sus límites, pero sin planificación democrática, construcción de consensos y generación de sinergias entre los diferentes agentes implicados no hay perspectiva para la capacidad de gobernanza que necesitamos. En el cuadro de los actuales desafíos, lo que nos falta no son los recursos sino los instrumentos para utilizarlos de manera más organizada. La planificación económica, social y ambiental, al poner en público y anticipadamente las opciones de desarrollo y al permitir que sean discutidas, es una condición necesaria para un proceso de decisión más democrático. El inmenso progreso que ya se ha conseguido en términos de capacidad técnica para organizar la información y ponerla a disposición de todos los niveles de la sociedad abre un amplio abanico de oportunidades para un sistema de asignación de recursos simultáneamente centrado en el bien común, en la democracia económica y en la eficiencia de la gestión.

La lista de propuestas y sugestiones puede, evidentemente, alargase. El hecho que más inspira la esperanza es la multiplicación impresionante de iniciativas en los niveles de la tecnología, de los sistemas de gestión local, de la expansión de los movimientos sociales organizados, de las iniciativas de economía solidaria, del uso de internet para democratizar el conocimiento, del descubrimiento de nuevas formas de producción menos agresivas, de formas más equilibradas de acceso a los recursos. Brasil, en este plano, mostró que empezar a construir una vida más digna para el “nivel de abajo”, para los dos tercios de excluidos, no genera tragedias para los ricos. Incluso, en una sociedad más equilibrada, todo el mundo vivirá mejor. La guerra de las élites para impedir la redistribución y para concentrar más privilegios solamente causa el caos generalizado.




Compartilhe com seus amigos:
1   ...   70   71   72   73   74   75   76   77   ...   88


©historiapt.info 2019
enviar mensagem

    Página principal