História do Tempo Presente: oralidade, memória, mídia


particulares del régimen. Más aun, lo que encontró Mason, a partir



Baixar 390.25 Kb.
Pdf preview
Página9/58
Encontro25.04.2021
Tamanho390.25 Kb.
1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   ...   58

particulares del régimen. Más aun, lo que encontró Mason, a partir
de revisar una extensa documentación disponible sobre la política
social nazi, era que la actividad de los trabajadores, a partir de
criterios y tradiciones que conformaban una clase social, tenía
efectos que se podían percibir en la superestructura política como
límites o frenos concretos a los objetivos del nazismo. No es que se
plantee que la clase obrera “siempre lucha”, sino más bien que es
3
La obra Social Policy in the Third Reich - The Working Class and the “National
Community recopila los estudios de Mason sobre el tema que fueron
publicados, en alemán, entre 1971 y 1977. Su proyecto de investigación no
pudo ser completado antes de su muerte en 1990.


História do Tempo Presente:oralidade, memória, mídia
  |  33
ilógico que una clase movilizada, con fuertes niveles de organización
y tradiciones izquierdistas, simplemente se llamara a la quietud de
la noche a la mañana.
Por su parte, el sociólogo James Petras (1981) estudió a los trabaja-
dores argentinos para descubrir que éstos habían desarrollado lo que
él definió como “redes familiares, sociales y políticas en torno a las
cuales organizan su vida”. En este sentido, Petras notaba que existía
una diferencia entre el obrero y sus dirigentes o “clase política”.
Las relaciones, actividades, valores, y posición social [del obrero
común] son distintos de aquellos de la clase política, aún cuando
comparten con esta clase una membrecía organizativa en común,
un comportamiento electoral, y una oposición a los militares y la
clase dominante. Sin embargo, existe una subcultura que une a la
clase obrera independientemente de la organización formal, que
abarca parentesco, vecindario, lugar de trabajo y clubes sociales.
Estas experiencias en común separan a la clase obrera de la “clase
política”. Estas diferencias se manifiestan en formas distintas de
expresión, y fundamentalmente en la noción de compañerismo,
que surge de compartir la vida cotidiana, los eventos sociales, las
tragedias, los eventos deportivos. (PETRAS, 1981, p. 259)
La imagen más difundida del comportamiento de la clase obrera
argentina durante la dictadura de 1976 a 1983 ha sido sintetizada
por el sociólogo Francisco Delich, constituyendo una especie de
“historia oficial” (DELICH, 1982, p. 129-151; DELICH, 1983, p.
101-116)
4
. Analizando el período 1976-1981 (los gobiernos de los
generales Videla y Viola), Delich planteó que “durante cinco años,
la clase obrera argentina y sus sindicatos permanecieron, en
conjunto, inmóviles desde el punto de vista social y de la actividad
sindical respectivamente, o bien cuando se movilizaron lo hicieron
mutando formas de acción” (DELICH, 1983, p. 101). Por lo tanto,
4
Otros trabajos lidian más que nada con el rol de las cúpulas sindicales
durante el Proceso de Reorganización Nacional (como se autodenominó la
dictadura de 1976 a 1983), generalmente ignorando al conjunto de la clase
o minimizándola como sujeto de estudio. Un buen ejemplo de esto es el
trabajo de Alvaro Abós (1984). Un intento interesante de abarcar ambos
niveles es el trabajo de Arturo Fernández (1985).


34  |  
História do Tempo Presente:oralidade, memória, mídia
“o bien no hubo acción sindical o cuando la hubo marcó distancias
con el pasado”, llegando a una desmovilización que representa un
quiebre con la década anterior. Escribe Delich (1983, p. 147-148):
Este es, desde 1955, el más extenso período de inmovilidad sindical
que se registra. No faltaron, como se ha expresado, motivos de
agravio como para justificar la reacción obrera organizada; si ella no
se produjo en una coyuntura suficientemente prolongada es porque
seguramente reconoce razones que están más allá de la dialéctica
de agravio-reacción-represión-nueva reacción, y que se instalan en
otro nivel del análisis y de la historia: el de las condiciones
estructurales de la acción obrera y de su transformación y de sus
posibilidades.
El resultado de todo esto sería la ruptura de la solidaridad obrera
y el debilitamiento sindical y así “el obrero productor comprobó la
transformación de su ámbito de sociabilidad en un ámbito de pura
productividad y mecanización” (DELICH, 1983, p. 107)
5
.
Los planteos de Mason y Petras llevan a repensar las
conclusiones de Delich sobre la actitud de la clase obrera argentina
y reconsiderar lo que todos suponíamos que había sido una quietud
frente a una agresión despiadada ante la dictadura de 1976-1983.
La reacción de la clase obrera frente a esta agresión incluyó una
amplísima gama de actividades y conflictos que abarcaban desde
apoyo a familiares de delegados detenidos y desaparecidos, hasta
formas de organización clandestinas, sabotajes, huelgas (POZZI,
1987; POZZI, 2010). Esa reacción pudo ser registrada tanto en la
documentación y los archivos disponibles como en docenas de
entrevistas a trabajadores del conurbano de la ciudad de Buenos
Aires. En todos los casos llama la atención que la vasta mayoría
de los entrevistados consideraban que “no había pasado nada”,
para luego relatar su experiencia de resistencia como si hubiera
5
Es de notar que la base de la ofensiva por parte del gobierno radical en
contra de los sindicatos peronistas, a principios de 1984, se encontraba en
esta apreciación. El fracaso de la gestión del Ministro de Trabajo, Antonio
Mucci, ante la unidad obrera en defensa de sus sindicatos muestra a las
claras lo errado de este análisis.


História do Tempo Presente:oralidade, memória, mídia
  |  35
sido única. Eso era así aun en aquellos casos donde se repetían las
formas de organización y lucha, y donde era evidente que había
nexos regionales o zonales. La hipótesis que aquí se desarrolla es
que lo que parece ser una forma de esquizofrenia en realidad es
una manera de reconciliar la experiencia vivida con lo que es
aceptado e impulsado como la verdad histórica, constituyendo
una memoria particular que se ancla en estructuras de sentimiento
y en un fuerte contenido de “nosotros contra ellos”.
En particular cuatro de las entrevistas revisadas
6
, con cinco
obreros, resultan reveladoras del problema entre la articulación
dialéctica de la memoria, la experiencia particular, y la preservación
de tradiciones que permiten la identidad clasista. Los cinco
entrevistados eran todos obreros industriales, pero de generaciones,
filiaciones políticas y calificaciones distintas. Ramón y Lolo eran
dos obreros “viejos”, mayores de 60 años cuando fueron
entrevistados, mientras que Aníbal, Jorge y Pete rondaban los 30
años de edad. Ramón era de nacionalidad paraguaya y había
emigrado a la Argentina en la década de 1950, perseguido por la
dictadura del general Alfredo Stroessner, y era un obrero de la
construcción al igual que Pete. Ambos tenían una alta calificación
y oficio ya que uno era colocador de obra y el otro cañista de alta
presión. Ambos eran miembros del Partido Comunista (PCA), una
organización con mucha fuerza en el gremio de la construcción de
la época. Aníbal, obrero de la carne, había sido activista de Acción
Católica, si bien luego pasó a revistar en las filas del PCA, mientras
que Jorge pertenecía al sindicato metalúrgico y militaba en el
trotskismo. A su vez Lolo era un obrero “foguista” (o sea, que se
dedicaba a la caldera de la fábrica), afiliado a la Unión Cívica
Radical
7
, que tenía una alta calificación y el respeto de sus
6
Véase el acervo de entrevistas en el Programa de Historia Oral, Instituto
Interdisciplinario de Estudios de América Latina (INDEAL), Facultad de
Filosofía y Letras, Universidad de Buenos Aires.
7
La Unión Cívica Radical fue un partido político que se remonta a 1890, con
prédica entre los sectores medios argentinos, cuyo ideario es una adaptación
del radicalismo español.


36  |  
História do Tempo Presente:oralidade, memória, mídia
compañeros hasta el punto que recibía el trato de “Don”. A
diferencia de los anteriores, Don Lolo jamás había desarrollado
una militancia política o un activismo sindical. En cierto sentido,
testimoniantes como Don Lolo sirven de control a las interpretaciones
que brindaban los obreros con militancia política izquierdista. De
ahí que lo importante son los temas recurrentes, o sea, que se
repiten en ambas instancias, y que sugieren la posibilidad de
constantes en la subjetividad que trascienden la formación política
o la educación formal. Esto no quita que estas constantes se deban
a influencias externas, como, por ejemplo, criterios derivados de
las interpretaciones que se encuentran en los medios de
comunicación de masas. Sin embargo, a partir del paradigma
indiciario elaborado por los historiadores Carlo Ginzburg y Sidney
Chalhoub
8
, las reiteraciones en la subjetividad de distintos individuos
sin conexión entre sí sugieren un inmenso rompecabezas donde,
una vez descartadas las respuestas imposibles, lo que queda, por
improbable que sea, es lo que debe haber ocurrido.
Todos los entrevistados sabían que lo que se buscaba era que
contaran cuál había sido su experiencia como obreros durante la
dictadura. Asimismo, el contexto y la época de la entrevista es
importante: la dictadura había terminado apenas cinco años antes
y era tema de debate en todo el conjunto social argentino,


Compartilhe com seus amigos:
1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   ...   58


©historiapt.info 2019
enviar mensagem

    Página principal