História do Tempo Presente: oralidade, memória, mídia



Baixar 390.25 Kb.
Pdf preview
Página11/58
Encontro25.04.2021
Tamanho390.25 Kb.
1   ...   7   8   9   10   11   12   13   14   ...   58
El Quilmeño es el periódico zonal de Quilmes, leído sobre todo por los vecinos
de la zona. Diario Popular y Crónica son los dos periódicos cuyos lectores
son mayoritariamente trabajadores. Sus artículos son relativamente cortos,
traen muchas noticias sindicales, además de las consabidas páginas policiales
de “nota roja”.


História do Tempo Presente:oralidade, memória, mídia
  |  53
poco de la necesidad de los activistas que quedaron descolgados
de hacer un trabajo más organizado, de organizarse. Los partidos
políticos, todos, desinflan. “Desensillar hasta que pare la lluvia”, en
mayor o menor grado eso pasó con todos. Los activistas no tienen
retaguardia, se tienen que acostumbrar a lo nuevo. Pero llega un
momento que vos, como activista social, necesitás un grado mínimo
de organización y de trabajo. No es organizado, no hay instrucción
del Partido... Mejor dicho, no es centralizado. […] No es solamente
el activismo ese de los bolsones, de los activistas, sino todo el
aprendizaje de las experiencias vividas en el anterior gobierno y de
la historia que queda grabado en alguna gente y se expresa de
alguna manera o de otra en el resto. […] Por eso no es insólito; para
esa gente es insólito; para nosotros es natural. […] Ahí se abre un
potencial humano terrible. Que lleva a los pueblos, cuando se dan
los cambios sociales, a dar la vida. Sin llegar a tener la súper
conciencia. (Entrevista con Pete, 1987)
Lo notable del planteo de Pete es que reúne recuerdos para
articular una memoria y desarrollar una perspectiva histórica. En
cierto sentido, lo que él expone es una especie de síntesis de los
criterios que subyacen a las distintas entrevistas consideradas. De
ahí que señale que lo que puede ser “insólito” para el entrevistador,
para él es normal y parte de la vida cotidiana. Inclusive hay que
destacar que Pete es un obrero comunista, pero que lejos de centrarse
en su partido político lo hace en la clase obrera como agente de
cambio histórico. Esta es la comprobación práctica de lo que planteó
Raphael Samuel (2008, p. 12): “la memoria […] es una fuerza
activa y modeladora que es dinámica […] y que se relaciona de
manera dialéctica con el pensamiento histórico […]”.
La actitud de la clase obrera argentina frente a la dictadura
militar que se inició en 1976 ha sido objeto de numerosas
discusiones, donde la mayoría de las opiniones académicas
coinciden en que se caracterizó por la apatía. La investigación
disponible plantea que eso es una conclusión impresionista sin
sustento empírico. De hecho, las investigaciones disponibles revelan
que hubo una resistencia capilar y constante anclada en lo que
Raymond Williams (1989) ha denominado una “estructura de
sentimientos”. Esto se visualiza en las entrevistas consideradas. La


54  |  
História do Tempo Presente:oralidade, memória, mídia
estructura de la narración, la adjetivación utilizada para transmitir
una experiencia, las imágenes a las que se recurren, todo conforma
una visión clasista de articular la memoria obrera. En la misma,
las tradiciones, el lenguaje, y el imaginario conforman no sólo una
forma de transmisión de una experiencia opositora, sino también
lo que podríamos denominar una “memoria clasista” y por ende
marcada por la guerra de clases.
Como señalamos al principio, las respuestas de nuestros
entrevistados se ven fuertemente determinadas por el contexto y la
época en que fueron entrevistados. ¿Dirían lo mismo hoy? La
investigación disponible revela que, diez años más tarde, a mediados
de la década de 1990, esa memoria de oposición obrera a la
dictadura se habría modificado, donde se fusionaba casi
indistintamente con otra construida a partir de recuerdos casi
míticos de algunas experiencias anteriores como, por ejemplo,
aspectos de la Resistencia peronista (1956-1962) o de las luchas
de los obreros en la década de 1960. Es probable que los cambios
en el contexto, que las nuevas necesidades surgidas a partir de la
ofensiva neoliberal de la década de 1990 hayan determinado la
necesidad de una memoria con nuevas características y lecciones.
Pero también es importante que tomemos en cuenta que el
crecimiento de la inestabilidad laboral y del desempleo hayan
dificultado (o quizás imposibilitado) la transmisión de experiencia
a través de recuerdos que articulen una memoria de organización y
lucha.
El resultado de lo anterior para la memoria ha sido profundo.
En la clase obrera argentina esta se transmitió, históricamente, por
varias vías. La primera y principal era la transmisión oral en la
familia, en el barrio y en el lugar de trabajo. Eran los familiares y
compañeros de trabajo los que enseñaban el oficio, la tradición
obrera y lo que era considerado un comportamiento digno y correcto.
La fragmentación de la vida, de las barriadas, y de los lugares de
trabajo, a través de todo lo que ha generado la recomposición de
la clase obrera, ha dificultado la transmisión de la memoria. Otra
vía de esta transmisión era el sindicato. Tanto el activismo como


História do Tempo Presente:oralidade, memória, mídia
  |  55
las escuelas sindicales forjaban una tradición que marcaba a los
trabajadores de tal o cual gremio. La decadencia del sindicalismo
y la transformación de muchos dirigentes en sindicalistas
empresarios implican que el sindicato ya no cumple el papel de
transmisor de la experiencia obrera como lo hizo en otras épocas.
Todo esto implica que la memoria obrera actual no puede ser la
misma que cuando fueron entrevistados estos obreros.
Cuando un ser humano cuenta su historia recurre a recuerdos y
se basa en la memoria construida en ese momento para desarrollar
un proceso/progresión que intenta explicar y dar a conocer el porqué
de su presente cargado de significaciones (o sea, su historia) y que
de alguna manera va señalando un posible futuro. La historia es
mucho más que la memoria, los recuerdos o las experiencias: en
realidad es la forma en que todos estos se articulan (a veces dejando
unos de lado para realzar otros) en una explicación coherente del
pasado desde el presente y con intención de servir como lección
del futuro. De hecho, todo relato histórico encuentra resignificaciones/
oposiciones/negaciones que van desde la memoria de un sector
social hasta la propia historia que construyen. Así cada uno hace
su historia en base a las inquietudes (y prejuicios) y sus perspectivas
(ideología) y su memoria (también modificada por época y
momento). Pero sólo en algunos casos esto logra constituirse en la
historia oficial. Lo central es nunca independizar la experiencia
del recuerdo, de la memoria, de la historia. El problema es cómo
realizar una articulación dialéctica entre todos estos que sirva de
explicación. Claramente la historia oficial tiene un gran peso, es
más, hasta puede ser un peso determinante en cómo construimos
la memoria. Pero lo que hay que tratar de ver es aquello que señaló
E. P. Thompson (1981): “el marinero se puede equivocar de lo que
pasa en la Corte de Versalles” (y por ende, diría yo, aceptar la
explicación/historia oficial), “pero conoce sus mares” (o sea, tiene
una experiencia concreta). La memoria se forja, cambia, se
recompone, se resignifica y casi siempre está “en solución” y pocas
veces “se sedimenta” en la misma forma en que el marinero, que
acepta lo que le dicen sobre Versalles, lo acomoda a lo que él


56  |  
História do Tempo Presente:oralidade, memória, mídia
siente que ha vivido (que puede no ser lo que realmente vivió).
Como bien señaló Pete, nunca hay desmemoria y la experiencia
de la clase obrera no se pierde sino que se resignifica, de manera
que “se abre un potencial humano terrible. Que lleva a los pueblos,
cuando se dan los cambios sociales, a dar la vida. Sin llegar a
tener la súper conciencia.”
Referências
ABÓS, Alvaro. Las organizaciones sindicales y el poder militar.
Buenos Aires: CEAL, 1984.
CHALHOUB, Sidney. Visões da liberdade. São Paulo: Companhia
das Letras, 1990.
DELICH, Francisco. Desmovilización social, reestructuración obrera
y cambio sindical, In: WALDMANN, Peter; GARZÓN VALDÉS,
Ernesto. El poder militar en la Argentina, 1976-1981. Buenos Aires:
Editorial Galerna, 1983. p. 101-116.
DELICH, Francisco. Después del diluvio, la clase obrera. In:
ROUQUIÉ, Alain (Comp.). Argentina, hoy. México: Siglo XXI, 1982.
p. 129-150.
ENTREVISTA con Aníbal, obrero electricista del Frigorífico Pedró
Hermanos, y con Ramón, obrero de la construcción (“colocador”
de obra) en provincia de Buenos Aires. Realizada por Pablo Pozzi,
el 3 de mayo de 1987, en la casa del entrevistador en la ciudad de
Buenos Aires. Acervo de entrevistas del Programa de Historia Oral,
Instituto Interdisciplinario de Estudios de América Latina (INDEAL),
Facultad de Filosofía y Letras, Universidad de Buenos Aires.
ENTREVISTA con Don Lolo, obrero de la fábrica Fabril Financiera,
en el barrio de Barracas, ciudad de Buenos Aires. Realizada por
Pablo Pozzi, el 7 de junio de 1988, en la casa del entrevistado en
Villa Obrera, Lanús Oeste, Provincia de Buenos Aires. Acervo
de entrevistas del Programa de Historia Oral, Instituto


História do Tempo Presente:oralidade, memória, mídia
  |  57
Interdisciplinario de Estudios de América Latina (INDEAL), Facultad
de Filosofía y Letras, Universidad de Buenos Aires.
ENTREVISTA con Jorge, obrero metalúrgico de la fábrica Littal,
en Avellaneda, provincia de Buenos Aires. Realizada por Pablo
Pozzi, el 8 de agosto de 1988, en la sede de la Unión Obrera
Metalúrgica, seccional Quilmes, Provincia de Buenos Aires. Acervo
de entrevista del Programa de Historia Oral, Instituto
Interdisciplinarios de Estudios de América Latina (INDEAL),
Facultad de Filosofía y Letras, Universidad de Buenos Aires.
ENTREVISTA con Pete, obrero cañista de la construcción, de la
sección mantenimiento de la fábrica Shell. Realizada por Pablo
Pozzi, el 3 de mayo de 1987, en la casa del entrevistado en Monte
Chingolo, Provincia de Buenos Aires. Acervo de entrevistas del
Programa de Historia Oral, Instituto Interdisciplinario de Estudios
de América Latina (INDEAL), Facultad de Filosofía y Letras,
Universidad de Buenos Aires.
FERNÁNDEZ, Arturo. Las prácticas sociales del sindicalismo.
Buenos Aires: CEAL, 1985.
LINHART, Robert. De cadenas y de hombres (L’établi). México:
Siglo XXI editores, 1989.
MASON, Tim. Social Policy in the Third Reich - The Working



Compartilhe com seus amigos:
1   ...   7   8   9   10   11   12   13   14   ...   58


©historiapt.info 2019
enviar mensagem

    Página principal