Guía para la atención de focos y de situaciones de emergencias sanitarias de fiebre aftosa


Recomendaciones para el Examen Clínico



Baixar 98.96 Kb.
Pdf preview
Página73/191
Encontro07.06.2021
Tamanho98.96 Kb.
1   ...   69   70   71   72   73   74   75   76   ...   191
Recomendaciones para el Examen Clínico
Planificar el procedimiento para el examen clínico e informar, pedir
colaboración y dar instrucciones a  los trabajadores que harán el manejo
de los animales.
El examen clínico se debe iniciar en el grupo donde aparecieron los
primeros animales enfermos o afectados, con el objetivo de declarar o
descartar la sospecha clínica de FA e identificar el caso índice (en base a
la definición de caso sospechoso). Se debe proceder rápidamente a la
colecta de las muestras adecuadas de ese grupo de animales, para envío
de inmediato al Laboratorio Oficial para su confirmación.
Una vez declarada la fase de alerta, determina que se transmita en
forma urgente la situación a las autoridades sanitarias a nivel local (y
central) para apoyar la investigación clínica y epidemiológica del predio
calificado desde ahora como sospechoso y de sus predios colindantes.
La MVO debe iniciar la investigación clínica y epidemiológica del rebaño,
mediante un procedimiento de inspección clínica individual estandarizado
a todos los animales del rebaño, que permita determinar el animal con
la lesión más antigua. La evaluación de los datos obtenidos del examen
clínico, permitirá además obtener la proporción de individuos enfermos
en cada grupo. Dependiendo del número de animales del rebaño, el
examen clínico debe ser realizado por otro equipo de veterinarios de
respuesta. En rebaños pequeños el examen clínico puede ser realizado
por el mismo MVO que verificó la sospecha.
El examen clínico puede ser un trabajo largo y tedioso, siendo  recomendable
definir un plan de inspección clínica por grupos de animales (grupos de
mayor riesgo, etáreos, etc), asegurando el examen clínico grupo a grupo.
Evitar todo movimiento innecesario de animales para minimizar riesgo
de difusión viral.
El MVO a cargo deberá hacer extensiva estas medidas a otras explotaciones
cuando por su ubicación, o relación de dependencia con la explotación
sospechosa, permitan determinar la posible exposición de animales a la
infección.
En el examen clínico se debe evaluar el estado de alerta del animal,
observar si el animal se alimenta o está rumiando, si presenta signos de
cojera o rechazo a moverse, si la temperatura rectal está dentro de los
rangos establecidos como normales para su especie. Se debe recordar
que al inicio de la infección los animales no presentarán signos clínicos,
desde este punto de vista, la medición de la temperatura corporal es un
buen antecedente para una evaluación precoz.
La siguiente pauta es un registro ordenado y sistemático para registrar los signos clínicos y tipo
de lesiones observadas en cada uno de los animales.


En caso de animales muertos recientemente con signos clínicos compatibles, se
recomienda realizar una necropsia para verificar lesiones y colectar las muestras
correspondientes. Se podrá tomar muestra del miocardio y de vesículas encontradas
en el aparato digestivo (pilares del rumen en bovino).


Compartilhe com seus amigos:
1   ...   69   70   71   72   73   74   75   76   ...   191


©historiapt.info 2019
enviar mensagem

    Página principal