Guía para la atención de focos y de situaciones de emergencias sanitarias de fiebre aftosa



Baixar 98.96 Kb.
Pdf preview
Página41/191
Encontro07.06.2021
Tamanho98.96 Kb.
1   ...   37   38   39   40   41   42   43   44   ...   191
1.
   Se desarrolla una pequeña área blanquecina en el epitelio.
2.
   El área se llena de fluido y se forma una vesícula (ampolla).
3.
    La vesícula aumenta de tamaño y puede unirse con las adyacentes.
4.
   La vesícula se rompe.
5.
   La cubierta vesicular se desprende dejando un área erosionada
      (enrojecida).
6.
   Se forma una cubierta fibrinosa grisácea sobre el área erosionada.
7.
   La cubierta se vuelve amarilla, marrón o verde.
8.
   El epitelio se restaura, y aunque permanece la línea de
      demarcación, ésta se desvanece gradualmente.


  Día de enfermedad clínica            Hallazgos clínicos de lesiones.
Se observan zonas de blanqueo de epitelio en
lugares afectados por el virus y posterior aparición
de vesículas con fluido en su interior.
Se observan las vesículas recientemente rotas,
encontrándose una lesión bien delimitada en sus
bordes y en su interior el epitelio rojo y brillante,
sin depósitos de fibrina.
Se observa que las lesiones comienzan a perder
sus demarcaciones nítidas y color rojo brillante
y comienzan a aparecer depósitos de fibrina.
Se observa en la periferia de la lesión depósitos
de fibrina y crecimiento del epitelio dañado.
Se observa una formación extensa de tejido de
cicatrización y generalmente se puede observar
cierto grado de depósitos de fibrina con la
subsecuente recuperación de la lesión.
Capítulo 1. F
iebr
e Af
tosa.
Guía para la Atención de Focos y de Situaciones de Emergencias Sanitarias de
 
Fiebre Aftosa.
34
34
Se debe considerar que la existencia de infección secundaria puede afectar la evolución
de las lesiones.
Los cerdos son un caso particular debido a que la antigüedad del cuadro clínico se
puede observar a nivel del rodete coronario de las extremidades. Es así como, si la
lesión se detecta solo en la zona del rodete coronario se puede concluir que las lesiones
no tienen más de una semana de antigüedad. Se ha estimado que la pérdida de
continuidad de la pezuña con el tejido de la falange aumenta en aproximadamente
1 mm semanalmente.
Día 7 (168 horas)
Día 4 (96 horas)
Día 3 (72 horas)
Día 2 (48 horas)
Día 1 (24 horas)
TABLA 1.3


Compartilhe com seus amigos:
1   ...   37   38   39   40   41   42   43   44   ...   191


©historiapt.info 2019
enviar mensagem

    Página principal