Esta colección didáctica se dirige a jóvenes brasileños, estudiantes de nivel


  Considerándose los ejemplos de supersticiones presentados en el texto,  identifique las sentencias que expresan buena suerte



Baixar 21.37 Mb.
Pdf preview
Página17/180
Encontro15.07.2022
Tamanho21.37 Mb.
#24269
1   ...   13   14   15   16   17   18   19   20   ...   180
Espanhol Sintesis - 3º AÑO
Química orgânica
7. 
Considerándose los ejemplos de supersticiones presentados en el texto
identifique las sentencias que expresan buena suerte:
 
I.
Comprarse un perro.
 
II.
Picarse la mano izquierda.
III.
Levantarse con el pie derecho.
IV.
Empezar el año con una escoba nueva.
 
V.
Correr la liebre.
 
(UFPE 2010) Lee el texto y contesta a las preguntas 8 y 9:
La Sinfonía de los Adioses
En una estación del metro de Washington, hora punta, un tipo toca el violín. Va sin afeitar
vestido con vaqueros, camiseta, zapatillas astrosas y tiene ante sus pies una gorra de béisbol en la 
que la gente, muy poca gente, echa alguna moneda. La inmensa mayoría pasa ante él sin mirarlo 
siquiera. Nadie se da cuenta de que es Joshua Bell, uno de los mejores violinistas del mundo; que 
lo que está tocando son las impresionantes Partitas de Johann Sebastian Bach, y que el trasto 
mugriento que tiene entre las manos es, en realidad, un Stradivarius de 1713. Nadie sabe que se 
trata de un experimento. Días antes, Bell había llenado hasta la bandera el Boston Symphony 
6LQWHVLVB,QJOHVBYROB31/'BDB&LQGG
30


24
¿TODAVÍA SE ENVÍAN CARTAS?
Hall, a 300 dólares la butaca, tocando exactamente eso mismo y con el mismo instrumento. En el 
metro, nadie le reconoció (ni a él, ni al Stradivarius, ni siquiera a Bach) ni la gente formó un triste 
corrillo para oírle. Moraleja, mi amor: la gente, nosotros, no apreciamos el milagro de la belleza 
cuando lo tenemos cerca, cuando se convierte en algo cotidiano.
No sé por qué pienso en esto ahora que te vas para siempre, mi amor. Después de tantos años, 
después de tantísima vida juntos, ya ni te oía tocar; la verdad es que ya ni me fijaba en lo que 
tocabas. Estaba acostumbrado, lo daba por algo lógico y natural. Tan habituado, tan seguro estaba 
de todo, que ni siquiera me di cuenta de que habías cambiado la partitura: ya no era Bach sino la 
Sinfonía de los Adioses de Franz Joseph Haydn. Ya sabes: aquella en la que los músicos, uno por 
uno, van dejando de tocar, recogen su partitura, se levantan y se van. Así hasta que sólo quedan 
el director y un violín. Cuando este concluye la última frase de su melodía, él y el batuta 
abandonan el escenario y todo ha terminado.
Incitatus, El Confidencial.

Baixar 21.37 Mb.

Compartilhe com seus amigos:
1   ...   13   14   15   16   17   18   19   20   ...   180




©historiapt.info 2022
enviar mensagem

    Página principal