Esta colección didáctica se dirige a jóvenes brasileños, estudiantes de nivel



Baixar 21.37 Mb.
Pdf preview
Página14/180
Encontro15.07.2022
Tamanho21.37 Mb.
#24269
1   ...   10   11   12   13   14   15   16   17   ...   180
Espanhol Sintesis - 3º AÑO
Química orgânica
HACIENDO 
SUPOSICIONES
ORGANIZA LA 
INFORMACIÓN
6LQWHVLVB,QJOHVBYROB31/'BDB&LQGG
30


21
CAPÍTULO 1
TEXTO 
COMPLEMENTARIO
Para leer y reflexionar
Lenguaje no sexista: médica y enfermera
El pasado 26 de diciembre de 2007 fueron secuestradas dos cooperantes de 
Médicos Sin Fronteras. Este grave hecho que afectó a esas dos mujeres 
profesionales ha mostrado, además del daño irreparable que resulta del 
secuestro, el daño moral que ocasiona la desigualdad al colectivo al que ellas 
pertenecen, las mujeres. En efecto, este suceso ha mostrado una de las caras más 
desigualitarias de los títulos académicos y del ejercicio de las profesiones: el 
lenguaje sexista que domina sus contenidos. La cooperante española Mercedes 
García es médica. La cooperante argentina Pilar Bauza es enfermera. Ambas 
mujeres se dedican a dos de las muchas profesiones donde los cánones 
tradicionalmente masculinos han influido en su valoración, prestigio y 
reconocimiento social. Por los roles de género, aún se considera “normal” que la 
medicina, la realicen los hombres y que la enfermería sea “preferida” por las 
mujeres. Al respecto, es interesante el informe de Ameco Press donde se muestra 
con datos estadísticos oficiales cómo las carreras universitarias sanitarias están 
feminizadas, pero de manera distinta, ya que están sustentadas en la desigualdad 
entre mujeres y hombres.
En la carrera de enfermería las mujeres han tenido y tienen el acceso más 
fácil porque su ejercicio implica directamente el cuidado a los demás. Y esta es 
una tarea que socialmente se le asigna a personas del sexo femenino. Pero, sobre 
el tema específico que nos ocupa, constatamos cómo la socialización de la 
desigualdad entre mujeres y hombres respecto de las profesiones desvela el 
conflicto que existe en la denominación de las personas profesionales. En este 
caso, el conflicto se generó cuando la prensa no pudo llegar a un acuerdo en el 
momento de determinar si la cooperante García era “médica” o “médico”. 
Durante su cautiverio, la prensa no supo darle el tratamiento debido, por su 
profesión, a la médica García y algunos periódicos discrepaban al llamarla 
algunas veces “médico”. El Mundo en su página web recogió las noticias 
llamándola unas veces “médica” y otras “médico”. Lo mismo sucedió en las 
informaciones publicadas en El País. El día de la llegada a España tras su 
liberación, este diario, finalmente, dio a García el tratamiento de “médico”. ABC
por su parte, la llamó directamente “médico”. En el noticiero de La Primera de 
Televisión Española, por las mañanas las presentadoras del telediario la 
llamaron médica y durante la tarde y en el turno del informativo nocturno 
trataron a García como “médico”.
Retornando al lenguaje sexista anclado en el ámbito académico, los títulos y 
grados universitarios mantienen denominaciones donde se refleja la fuerte 
discriminación en razón del sexo. Aún se le sigue llamando “juez”, “arquitecto”, 
“técnico”, etc., a las mujeres.
Adaptado de Nilda Garai. Extraído de . Acceso el 8 de octubre de 2012.
Reprodução/ 
www.msf.org.uk
6LQWHVLVB,QJOHVBYROB31/'BDB&LQGG
30



Baixar 21.37 Mb.

Compartilhe com seus amigos:
1   ...   10   11   12   13   14   15   16   17   ...   180




©historiapt.info 2022
enviar mensagem

    Página principal