Esta colección didáctica se dirige a jóvenes brasileños, estudiantes de nivel


b.  ¿Qué otro recurso utiliza el narrador para demostrar la secuencia  cronológica, o sea, el paso del tiempo? c



Baixar 21.37 Mb.
Pdf preview
Página115/180
Encontro15.07.2022
Tamanho21.37 Mb.
#24269
1   ...   111   112   113   114   115   116   117   118   ...   180
Espanhol Sintesis - 3º AÑO
Química orgânica
b. 
¿Qué otro recurso utiliza el narrador para demostrar la secuencia 
cronológica, o sea, el paso del tiempo?
c. 
¿Cómo se siente la protagonista? ¿Te parece que su estado de ánimo 
influye en el tiempo de la narrativa? ¿Por qué?
Miradas y perspectivas
Siempre que miramos algo, lo hacemos desde una perspectiva que tiene 
mucho de personal y subjetivo. Afortunadamente, a diferencia de las 
máquinas, nuestras miradas no están programadas. Por eso, a veces nos 
sorprendemos cuando alguien nos llama la atención sobre alguna cosa 
que no vemos aunque esté ante nuestros ojos.
6LQWHVLVB,QJOHVBYROB31/'BDB$LQGG
30


161
12. 
Observa en este cuento del venezolano Gabriel Jiménez Emán lo 
particular que es la mirada de uno:
El idiota
Cuando el sabio señaló la luna, el idiota se quedó mirando el dedo del sabio, y vio 
que se trataba del índice. Era un dedo arrugado, envuelto en una epidermis 
desgastada, cuyo tejido anterior se hacía tan fino que el espesor de la sangre, 
fragmentado en pequeños puntos rojos, se dividía a su vez en forma de tabique
debido a las líneas irregulares que en grupos de cinco separaban a las falanginas de 
las falangetas. Por la parte posterior, en la superficie de los nudillos, estas líneas 
eran más numerosas y parecían nervaduras de hoja, pues el sabio era tan viejo que 
la piel del nudillo era un pellejo de consistencia inerte, y hasta tenía ciertas marcas 
de los mordiscos leves que el sabio le había dado en los momentos de reflexión.
En los demás dedos del sabio había ciertos vellos, que el idiota apenas 
conseguía registrar con el ojo, tal era su concentración en el índice, distintos de 
aquellos por ser lampiño, con los poros más grandes y de una uña más 
pronunciada, curva y de una pátina tenue de amarillo. Su superficie se adivinaba 
casi tan lisa como la de un cristal, y brillaba. El contorno de la cutícula estaba 
perfectamente dibujado; no había en su línea cóncava ni el más mínimo 
desprendimiento. El nacimiento de la próxima uña, blanco y puntiagudo, 
formaba con la cutícula un óvalo que el sabio miraba a veces, encontrando en él 
una especie de centro universal cuyo significado desconocía. Se detuvo por fin el 
idiota en la parte superior de la uña, que coincidía exactamente con el nivel de la 
yema y cuyo borde se inclinaba hacia abajo. Allí el idiota vio, perfectamente 
reflejada y redonda, la luna.
Extraído de . Acceso el 17 de mayo de 2013.
a. 
Por sus nombres, los personajes del texto se sitúan en dos extremos: el de la 
sabiduría y el de la idiotez. ¿Estás de acuerdo con esa afirmación? ¿Por qué?

Baixar 21.37 Mb.

Compartilhe com seus amigos:
1   ...   111   112   113   114   115   116   117   118   ...   180




©historiapt.info 2022
enviar mensagem

    Página principal