Control de calidad



Baixar 120.27 Kb.
Pdf preview
Encontro07.06.2021
Tamanho120.27 Kb.


INFOPESCA   INTERNACIONAL   Nº   24

16

Presencia  de  Ictiozoonosis  en  países  de  Latinoamérica



Enfermedades  parasitarias

por consumo de pescado.

Incidencia en América Latina

.

 Jéssica Quijada, Carlos A. Lima dos Santos y Nelson Avdalov (*)



CONTROL  DE  CALIDAD

Las ictiozoonosis son las enfermeda-

des transmitidas al ser humano por bac-

terias,  virus  y  parásitos,    a  través  del

consumo  de  pescado,  productos

pesqueros y productos de la acuicultura.

Existe  una  amplia  variedad  de  pará-

sitos  que  pueden  infectar  al  pescado,

pero  solo  un  número  relativamente  re-

ducido puede causar enfermedad al ser

humano. Todos estos parásitos están aso-

ciados  a  factores  socioculturales  y

comportamentales que posibilitan la in-

fección,  especialmente  el  hábito  de

comer pescado crudo, como el cebiche

y  el  sushi,    o  pescado  insuficientemen-

te  cocido.  El  presente  artículo  se  enfo-

ca en los helmintos (vermes o gusanos),

causantes  de  la  mayoría  de  las

ictiozoonosis parasitarias encontradas en

América Latina. Los helmintos que cau-

san esas enfermedades forman parte de

3  grupos:  trematodos,  nematodos  y

cestodos.

Trematodosis

Son las infecciones causadas por los

trematodos  (parásitos  en  forma  de  hoja

vegetal).  Según  la  Organización  Mun-

dial  de  Salud  esos  parásitos  afectan    a

más de 40 millones de personas, princi-

palmente en los países del Sudeste Asiá-

tico.  Entre  las  especies  más  importan-

tes  están  los  miembros  de  los  géneros

Opisthorchis,  Clonorchis,  Paragonimus,

Heterophyies  y  Metagonimus.  En  Amé-

Los recientes casos de difilobotriasis en Brasil, pusieron en el tapete el tema de

las enfermedades parasitarias asociadas al consumo de pescado. Se generó  cierto

grado de alarma entre la población, la industria, el comercio y las autoridades.

Sin embargo, es importante saber que la prevención de estas enfermedades se

basa en la aplicación de medidas de control relativamente sencillas.




17

INFOPESCA   INTERNACIONAL   Nº   24

rica  Latina  tienen  importancia

Paragonimus  y  Phagicola.

Paragonimosis

Es  una  infección  causada  por

trematodos del género  Paragonimus.  La

enfermedad  es  común  en  el  Sudeste

Asiático,  América  Latina  y  África,  con

más  de  21  millones  de  personas  infec-

tadas.  Es  una  enfermedad  endémica  en

Ecuador  (2000  casos)  y  en  Perú  (1200

casos),  presentándose    también  en  me-

nor número en otros países de la región

como    México  (15  casos),  Costa  Rica,

Colombia,    Venezuela  y  se  sospecha

que  también  en  Brasil.

El  Paragonimus  parasita  los  pulmo-

nes  del  ser  humano,  donde  induce  sín-

tomas  frecuentemente  confundidos  con

la  tuberculosis.  En  la  fase  aguda  de  la

infección (invasión y migración) los sín-

tomas  clínicos  son  diarrea,  dolor  abdo-

minal, 


fiebre, 

tos, 


urticaria,

hepatoesplenomegalia  (agrandamiento

del  hígado  y  el  bazo)  y  eosinofilia  (au-

mento  de  este  tipo  de  células  sanguí-

neas,  que  frecuentemente  acompaña  a

las  parasitosis  por  helmintos).  La  fase

crónica  (infección    pulmonar)  tiene

como  principales  síntomas  tos,  hemop-

tisis  (presencia  de  sangre  en  el  esputo),

dolor  pulmonar  y  anormalidades

radiológicas que pueden persistir muchos

años  después  de  la  cura.  Las  localiza-

ciones  extrapulmonares  del  parásito,

principalmente  en  el  cerebro,    pueden

llevar  a  manifestaciones  clínicas  más

graves.


El  diagnóstico  de  la  enfermedad  se

hacía  principalmente  mediante  la  de-

tección de los huevos del parásito en el

esputo/aspiración  broncoscópica.  Sin

embargo,  actualmente  los  métodos  de

inmunodiagnosis  son  los  más  emplea-

dos.  El  Prazinquantel  es  la  medicación

recomendada.

El  ciclo  evolutivo  del  Paragonimus

tiene como primer hospedador interme-

diario  a  un  molusco  gasterópodo  (cara-

col) y como segundo, a un cangrejo de

agua  dulce.  La  enfermedad  es  adquiri-

da  a  través  del  consumo  del  cangrejo

crudo  o  insuficientemente  cocido.  Las

especies  de  hospederos  intermediarios

varían  de  acuerdo  a  la  ubicación  geo-

gráfica. Por ejemplo, en Ecuador, la es-

pecie de cangrejo involucrado en la re-

gión  de  la  selva  pertenece  al  género

Zilchiopsis , y en la zona costera al gé-

nero  Hypobolocera.

Heterofidosis

Estas enfermedades son causadas por

trematodos  que  pertenecen  a  la  familia

Heterophyidae.  Son    parásitos    del  in-

testino  del  hombre.  La  infección  es  en

general  asintomática  o  presenta  sínto-

mas  leves,  si  bien  existen  especies  que

son  capaces  de  causar  disturbios  clíni-

cos  más  severos.  En  América  Latina  el

único  género  de  importancia  es

Phagicola,  descrito  en  el  ser  humano

solamente  en  infecciones  ocurridas  en

Brasil.

En  Brasil  se  ha  diagnosticado  la  en-

fermedad en unas 20 personas que con-

sumieron  lisa  (Mugil  spp)  cruda  en  res-

taurantes de estilo japonés en la Región

de  Registro-Cananéia,  Estado  de  San

Pablo. En un primer brote, los pacientes

presentaron síntomas de baja gravedad:

flatulencia  (66%)  y  eosinofilia  (44%).

En una segunda instancia,  los síntomas

más  comunes  fueron  diarrea,  dolores

abdominales  y  adelgazamiento,  varian-

do de acuerdo a la susceptibilidad indi-

vidual  de  los  pacientes.

La  Phagicola  presenta  varios  hospe-

deros intermediarios y su hospedador fi-

nal  o  definitivo    es  un  mamífero  o  un

ave. Los huevos embrionados son expul-

sados con las heces del hospedador de-

finitivo y eclosionan cuando son ingeri-

dos  por  el  primer  hospedador  interme-

diario,  que es siempre un molusco (ca-

racol).  La  especie  de  caracol

involucrada  depende  de  la  región  geo-

gráfica.  En  el  caracol,  el  trematodo  se

desarrolla  hasta  llegar  al  estadío  de

cercaria, las que nadan libres en el agua

hasta  infectar  el  segundo  hospedador

intermediario.  Los  mugilideos  (de  la  fa-

milia  Mugilidae),  especialmente  la  lisa

(Mugil spp) son los principales peces que

sirven como segundo hospedador inter-

mediario  de  la  Phagicola.  Las

metacercarias de la Phagicola, luego de

su penetración en los peces se enquistan

en los músculos. Las metacercarias cre-

cen lentamente y cuando un hospedador

definitivo  (mamífero  o  ave)  adecuado

ingiere  el  pez  infectado,    se  cierra  el

ciclo  vital  del  parásito.  La  metacercaria

del  trematodo  puede  llegar  a  parasitar

la lisa de ciertas regiones con una inci-

dencia  de  100%  (Brasil,  Venezuela  y

Estados  Unidos).

El  diagnóstico  en  el  caso  brasileño

fue  determinado  por  exámenes

cropológicos  y  el  tratamiento  con

praziquantel    resultó  exitoso.

Ciclo  biológico  de  la  Paragonimosis

El humano se infecta

comiendo  cangrejo  o

langosta de agua dulce cruda

o insuficientemente cocida

Parangonimus

adulto

Huevos


CONTROL  DE  CALIDAD


INFOPESCA   INTERNACIONAL   Nº   24

18

Nematodosis



Los  nematodos  son  vermes  cilíndri-

cos  (parásitos  con  forma  de  spaghetti)

que  pueden  causar  graves  enfermeda-

des  en  el  hombre.  Dentro  de  las  trans-

mitidas  por  el  pescado,  están  la

Gnatostomiasis,  la  Anisakidosis  y  la

Capilariasis.  Las  dos  primeras

ictiozoonosis  tienen  importancia  en

América  Latina.

Gnatostomiosis

Es  una  ictiozoonosis  emergente  en

América  Latina,  que  está  afectando  a

un  número  creciente  de  personas.  El

Gnathostoma  spinegerum  ha  sido  con-

siderado  durante  mucho  tiempo  como

la  única  especie  transmisora  de  la  in-

fección  al  ser  humano.  En  virtud  de  la

distribución de esa especie y de los há-

bitos alimentarios de la gente, se ha creí-

do que la gnatostomiasis era una enfer-

medad  únicamente  existente  en  Asia,

particularmente  en  Tailandia  y  Japón.

Sin embargo, la presencia de esa enfer-

medad  en  Ecuador  y  México  demostró

que  también  existe  en  América  Latina.

En  la  actualidad  hay  13  especies  de

Gnathostoma identificadas, seis en Asia

y  siete  en  América  Latina.  En  Ecuador,

los  casos  de  la  enfermedad  superaron

los  2000  en  el  año  1990,  mientras  que

en  México  fueron  más  de    1500  en  el

2000, afectando a 7 estados de ese país.

La  gnatostomiasis  causa  en  el  hom-

bre erupciones serpiginosas y/o eritemas

(enrojecimiento  de  la  piel  -  alteración

de  la  circulación  superficial  de  la  piel)

móviles  en  la  piel  provocadas  por  la

migración  de  la  larva  del  parásito.  Una

migración  accidental  de  la  larva,    pue-

de llevarla a un órgano vital, por ejem-

plo  el  sistema  nervioso  central,  resul-

tando  en  una  enfermedad

muy  grave  o  fatal.

Los  gusanos  adultos  del

Gnathostoma  parasitan  el

estómago  del  hospedador

definitivo  (perros  o  gatos).

Los  huevos  del  parásito  en

agua  dulce  se  transforman

en  larvas  que  son  ingeridas

por  el  primer  hospedador

intermediario  –  copépodos

del  género  Cyclops.  Los

copépodos  infestados  son

devorados  por  el  segundo

hospedador  intermediario,

un  pez  de  agua  dulce  o  un

anfibio,  en  el  cual  la  larva

del Gnathostoma se desarro-

lla  hasta  su  tercer  estadio.

Esta larva puede distribuirse

en  un  gran  número  de  ani-

males  (que  actúan  como

hospedadores paraténicos, o

sea,  aquellos  en  los  cuales

el  parásito  no  llega  a  com-

Ciclo  biológico  de  la  Gnatostomiosis

El humano se contamina

consumiendo  pescado  crudo

Perros y gatos son los hospedadores

definitivos de parásito

Los huevos llegan al agua

donde se desarrollan

y son comidos por

copépodos

CONTROL  DE  CALIDAD




19

INFOPESCA   INTERNACIONAL   Nº   24

pletar  su  ciclo)  incluidos  peces,  repti-

les, pájaros y roedores,  sin desarrollar-

se  a  un  estadio  superior.  Cuando  el  se-

gundo  hospedador  intermediario,  un

hospedador  paraténico,  es  ingerido  por

un hospedador definitivo, el parásito se

torna adulto para completar su ciclo vi-

tal.  Cuando  la  larva  del  Gnathostoma

en  su  tercer  estadio  es  ingerida  por  el

hombre,    ella  no  es  capaz  de  desarro-

llarse  hasta  la  etapa  adulta  y,  por  esta

razón,  migra  a  través  de  los  tejidos  hu-

manos,  preferentemente  la  piel,    dando

origen  a  la  llamada  “larva  migrans”.

La  gran  mayoría  de  los  pacientes  se

infecta  a  través  del  consumo  de  pesca-

do  de  agua  dulce  crudo,  mal  cocido,

salado  o  ahumado.  Muchas  son  las  es-

pecies  de  peces  que  pueden  actuar

como  hospedador  intermediario  del

Gnathostoma.  En  Ecuador  se  han  iden-

tificado  el  bagre  (Rhamdia  cinerascens)

y  el  “guanchiche”  o  “tararira”(Hoplias

microlepis) como hospedadores interme-

diarios,  con una prevalencia de 61,4%

y  80%  respectivamente,  en  el  valle

hidrográfico  del  río  Guayas,  principal

zona endémica del país. En México,  un

estudio  reciente  identificó  varias  espe-

cies  de  lagunas  y  ríos  como

hospedadores intermediarios, entre ellas

bagres  (Ariidae  y  Ictaluridae),  tilapias

(Oreochromis 

mossambica 

y

Oreochromis  nilotica),  miembros  de  la



familia  Cichlidae  (Cichlasoma  beani,

C.  meeki),  Centropomidae  (Centropomus

undecimalis,  C.  nigrescens)  y  otros

(Petenia  splendida,  Gobiomorus

dormitor,  Dormilatum  latrifon).

En  la  actualidad  el  diagnóstico  de

la  gnastostomiasis  es  principalmente

serológico  (ELISA).  Para  el  tratamiento,

la  medicación  preferencial  es  el

albendazol  ó  ivermectín.

Anisakidosis

Es  una  infección  producida  por  la

larva  del  nematodo  Anisakis  simplex

(también se relaciona con los nematodos

Anisakis spp., Contracaecum osculatum,

Pseudoterranova 

decipiens 

y

Phocanema  spp.).  Una  revisión  realiza-



da en el año 1993 había revelado 11.629

casos  de  anisakidosis.  En  América  Lati-

na  la  infección  humana  por  esos

nematodos fue descrita en Chile, Perú y

Brasil. En Perú se describieron ocho ca-

sos;  sin  embargo,  solo  cinco  de  ellos

fueron  confirmados.  En  Chile  se  descri-

bieron  cuatro  casos,  pero  el  parásito  se

recuperó  en  solo  tres  de  los  pacientes.

Dos  de  los  casos  fueron  causados  por

Pseudoterranova  decipiens  y  afectaron

la  mucosa  gástrica.  Más  recientemen-

te,  se  describieron  en  Chile  los  aspec-

tos  parasitológicos  y  clínicos  de  siete

nuevos  casos  causados  por  la  larva  de

P.    decipiens.

La  anisakidosis  es  una  enfermedad

del  tracto  gastrointestinal  que  puede

presentar  síntomas  muy  variables,    des-

de  náuseas  hasta  fuertes  dolores  abdo-

minales.  La  patología  se  presenta  con

un cuadro clínico de dos tipos. En el sín-

drome  gástrico  agudo,  sobreviene  un

fuerte cólico epigástrico, con náuseas y

vómitos  que  se  presentan  4  a  6  horas

después de la ingestión del pescado in-

fectado.  Algunas  veces  se  requiere  una

intervención  quirúrgica,  en  otros  casos

la evolución puede ser de hasta 2 años.

Cuando  se  afecta  el  intestino  delgado,

ocurre  la  aparición  brusca  de  náuseas,

vómitos,  cólicos  y  fiebre;    todo  esto  en

unos  7  días  después  de  la  ingestión  de

las  larvas.  Adicionalmente,  se  pueden

presentar  cuadros  alérgicos  (anafilaxia),

caracterizados 

por 

urticaria,



angioedema,  angioedema  facial  (hin-

chazón  del  rostro),  sintomatología

gastrointestinal,  respiratoria  (edema  de

glotis,  broncoconstricción);  y,  en  casos

más  severos,  choque  anafiláctico.

Los  anisakideos  adultos  son  parási-

tos  de  mamíferos  acuáticos:  ballenas,

delfines,  marsopas,  focas,  leones  mari-

nos.  El  ciclo  vital  exige  dos

hospedadores  intermediarios.  El  prime-

ro  de  ellos  son  los  crustáceos

Euphasideos,    que  son  ingeridos  por  el

segundo  hospedador  intermediario  (pe-

ces,  cefalópodos).  Varias  especies  pue-

den  participar  en  esta  etapa,  dentro  de

las  cuales  cabe  mencionar:  arenque

(Clupea  harengus),  bacalao  (Gadus

spp.),  caballa  (Scomber  spp.),  salmón

(Oncorhynchus 

spp.), 


mero

(Epinephalidae),  calamar  y  muchas

otras. En América Latina varias especies

de  pescado  han  sido  descritas  como

parasitadas  por  Anisakideos,  dentro  de

ellas:    jurel  (Trachurus  murphyi)  y  mer-

luza  (Merluccius  hubbsi)  en  Argentina

y  en  Chile  y  Perú  (Merluccius  gayi),

corvina  (Sciaena  deliciosa)  en  Perú,

caballa  (Scomber  scombrus),  anchoa

(Pomatomus  saltatrix),  pez  sable

(Trichiurus  lepturus),  pargo  (Pagrus

pagrus)  en  Brasil.  Eventualmente  este

segundo hospedador intermediario pue-

de ser consumido por otro pez o cefaló-

Ciclo  biológico  de  la  Anisakidosis

El humano se infecta incidentalmente

consumiendo  pescado  crudo  o

insuficientemente  cocido

Los mamíferos

marinos excretan

los huevos

y se desarrollan

las larvas

Las larvas son infectivas para

humanos y mamíferos marinos

Los crustáceos infectados

son comidos por peces o

calamares donde la larva migra

hacia el músculo

Cuando un pescado infectado es

consumido por un mamífero marino

se desarrolla el gusano adulto

CONTROL  DE  CALIDAD




INFOPESCA   INTERNACIONAL   Nº   24

20

podo, en los que también se enquistará



la  larva  del  Anisakideo.  Cuando  un

mamífero  marino  ingiere  algún  pez  o

cefalópodo  infectado,  el  ciclo  biológi-

co  se  completa  con  el  desarrollo  en  el

tubo  digestivo  de  aquel.

El  hombre  actúa  como  hospedador

intermediario  de  manera  accidental,

cuando  consume  la  larva  infectante

enquistada  en  los  tejidos  de  peces  o

cefalópodos.  Una  vez  más,    la  infec-

ción es causada por la ingestión de pes-

cado 


crudo, 

mal 


cocido 

o

inadecuadamente  salado,  ahumado  o



marinado.

El  diagnóstico  clínico  se  basa  en  la

anamnesis  (historia  del  paciente)  -don-

de recalca el  consumo de pescado cru-

do- y en el cuadro clínico con examen

endoscópico. Los exámenes serológicos

no son concluyentes. El tratamiento para

la  mayor  parte  de  las  infecciones  es  la

remoción  quirúrgica  de  los  parásitos.

Cestodosis

Son  las  infecciones  causadas  por

helmintos  en  forma  de  cinta,  los

cestodos.  La  principal  ictiozoonosis  pa-

rasitaria  causada  por  los  cestodos  es  la

difilobotriosis.

Difilobotriosis

Son  infecciones  intestinales  causa-

das  por  adultos  de  ciertas  especies  de

cestodos  pertenecientes  a  la  familia

Diphyllobothridae, cuyo principal repre-

sentante  es  el  Diphyllobothrium  latum.

En  la  actualidad  hay  identificadas  mu-

chas  otras  especies  patógenas,    entre

ellas  el  Diphyllobothrium  dendriticum

y  D.  pacificum,  de  importancia  para

América  Latina.  A  escala  mundial  la

enfermedad  está  descrita  regularmente,

especialmente  en  Rusia  y  Japón.  Las

infecciones  humanas  parecen  estar  de-

clinando;  sin  embargo,  en  América  La-

tina  se  registra  un  aumento  de  los  ca-

sos.  En  nuestra  región  la  enfermedad

está  descrita  en  Argentina,  Chile,  Perú,

Brasil  y  Cuba.

En  el  hombre  la  mayor  parte  de  las

difilobotriasis  son  asintomáticas,  a  pesar

de su cronicidad y de que el parásito pue-

de alcanzar más de 10 metros de largo y

un ancho de 1,5 a 2 cm, y vivir hasta 30

años.  En  las  infecciones  sintomáticas  el

paciente  presenta  un  cuadro  de  dolor  y

malestar  abdominal,  flatulencia,  diarrea,

vómitos,  adelgazamiento.  Puede  ocurrir

anemia  megaloblástica  por  carencia  de

vitamina  B12.  Una  infección  severa

puede dar como resultado una obstruc-

ción  intestinal  o  del  canal  biliar.

El  ciclo  biológico  de  éste  parásito

es  complejo  y  necesita  la  intervención

de  varios  hospedadores  intermediarios.

El  hospedador  definitivo  del  D.  latum

es un mamífero piscívoro que puede ser

el  hombre  (también  el  perro,  gato,  cer-

do,  oso,  etc.)  que  contamina  las  aguas

con  los  huevos  del  parásito  adulto  que

lleva en su intestino.  Estos huevos con-

tienen  una  pequeña  larva  o    coracidio

que  infecta  el  primer  hospedero  inter-

mediario,  un  copépodo  (artrópodos  mi-

croscópicos  que  conforman  el

zooplancton).  Cuando  el  segundo

hospedador  intermediario  –  un  pez  pe-

queño  –  ingiere  este  copépodo  infecta-

do,  la  larva  se  desarrolla  en

plerocercoide.  Cuando  estos  pequeños

peces son consumidos por otros de ma-

yor  tamaño,  transfieren  esas  larvas  a

éstos  (salmónidos  principalmente).  Los

hospedadores  definitivos  se  infectan

cuando  consumen  pescado  que  contie-

Ciclo  biológico  de  la  Difilobotriosis

El crustáceo infectado es

ingerido por pequeños peces

El coracidio es

ingerido

por crustáceos

Huevo

embrionado en



el agua

Adulto  del

parásito en

intestino

El ser humano se

infecta  consumiendo

pescado  crudo

Peces predadores ingieren a los

pequeños  peces  infectados

nen  esas  larvas  en  sus  tejidos.

Las  principales  especies  de  pescado

involucradas  en  la  transmisión  de  estos

cestodos  son  peces  de  agua  dulce  (la-

gos  y  ríos),  principalmente  salmónidos

(Onchorhynchus  spp.),.  Sin  embargo,

muchas  otras  especies  pueden  infectar

al  hombre,  inclusive  de  mar.

En Chile algunas investigaciones han

demostrado  que  los  salmónidos

(Oncorhynchus  mykiss  y  Salmo  trutta),

son las principales especies involucradas

como  transmisores  de  la  difilobotriosis,

pero  también  existe  la  posibilidad  de

infección  por  el  consumo  de  especies

autóctonas  (Galaxias  spp,  Basilichthys

australis,  Percichthys  trucha  y  otras).

La  situación  en  Argentina  es  similar

a  la  de  Chile,  con  una  especie  nativa  -

Percichthys sp - también incriminada en

la  transmisión  de  la  enfermedad.

Los  hospedadores  definitivos  de

D.dendriticum son aves piscívoras como

las  gaviotas,  mientras  que  los  de

D.pacificum,  son mamíferos marinos de

la  familia  Otariidae  (leones  marinos).

Se  describen  varios  casos  de

D.pacificum  en  Perú  y  Chile  que

involucran  peces  como  la  cojinova

(Seriolella  violacea),  la  corvina

(Sciaena  deliciosa),  y  la  anchoveta

(Engraulis  ringens).

CONTROL  DE  CALIDAD




21

INFOPESCA   INTERNACIONAL   Nº   24

En Brasil se ha descrito la existencia

de 49 casos en la ciudad de San Pablo

durante 2004-2005,  posiblemente cau-

sados  por  el  consumo  de  salmón

(Onchorhyncus  spp)  bajo  la  forma  de

sushi  y  de  sashimi  en  restaurantes  de

estilo  japonés.

Recientemente  se  reportó  en  la  ciu-

dad  de  Rio  de  Janeiro,  en  cinco  perso-

nas 


adultas 

con 


trastornos

gastrointestinales,  la  presencia  de  hue-

vos de Diphyllobothrium. Estas personas

eran  consumidoras  habituales  de  sushi

y  sashimi  elaborado  con  pescado  cru-

do.


En  Brasil,  aparentemente  el  proble-

ma  es  más  serio  de  lo  que  se  imagina-

ba,  y  los  médicos  parasitólogos  han  to-

mado  la  delantera  en  la  lucha  contra

esta  enfermedad  emergente  de  muy  di-

fícil  control.

El  diagnóstico  de  las  difilobotriosis

se basa en el examen coprológico para

la  presencia  de  los  huevos  del  verme.

Asimismo 

pueden 

observarse

“proglótides” (segmentos del cuerpo del

parásito)  que  también  son  eliminadas

con  las  heces.  El  tratamiento  se  hace

con  praziquantel, pudiendo ser  necesa-

ria  la  administración  de  vitamina  B12

para  corrección  de  la  anemia.

Especies  involucradas  en  la  transmisión  de  ictioparasitosis

Especie involucrada en la transmisión al ser humano

Cangrejos

Ecuador: región selvática : género Zilchiopsis ;  zona costera Hypobolocera

Pescados

Mugilideos , (lisas)

Pescados  de  agua  dulce

Ecuador: Bagre y  “Guanchiche” o “tarariras”

México: bagres , tilapias, cíclidos, róbalos y otros

Pescados de mar

América Latina: jurel y merluza en Argentina

Chile y Perú:  merluza y corvina

Perú:  caballa, anchoa, pez sable

Brasil: pargo

Pescados de agua dulce y de mar

Chile: salmónidos y especies autóctonas

Perú y Chile: cojinova, corvina, anchoveta

Argentina: similar a Chile

Brasil: presumiblemente salmón importado.

Parásito


TREMATODOSIS

Paragonimosis

Heterofidosis

NEMATODOSIS

Gnatostomiosis

Anisakidosis

CESTODOSIS

Difilobotriosis

CONTROL  DE  CALIDAD



INFOPESCA   INTERNACIONAL   Nº   24

22

CONTROL  DE  CALIDAD



Parasitosis

Sintomatología

Principales  síntomas  involucrados  en  las  ictioparasitosis

¿Cómo  se  pueden  evitar

estas  ictiozoonosis  parasitarias?

Lamentablemente,  en  la  región  no

existe  información  epidemiológica  su-

ficiente  acerca  de  la  incidencia  y  pre-

valencia  de  este  tipo  de  zoonosis,    de-

bido entre otras causas,  a que las auto-

ridades  sanitarias  de  los  países  no  re-

portan los casos a los organismos inter-

nacionales  vinculados  con  la  salud  pú-

blica. Por lo tanto,  es posible inferir que

el  número  de  casos  diagnosticados  y

conocidos  en  la  actualidad  es  sensible-

mente  inferior  al  de  los  casos  reales.

Recientemente (como en el ejemplo

del brote de difilobotriasis en Brasil), la

aparición  de  estas  afecciones  se  ha

puesto  “en  boga”  y  ha  causado  cierto

grado de alarma en la población, indus-

tria, comercio y autoridades. Sin embar-

go,  es  importante  saber  que  la  preven-

ción  de  estas  enfermedades  se  basa  en

la aplicación de medidas de control re-

lativamente  sencillas,  que  se  mencio-

nan  a  continuación.

El  principal  mecanismo  de  preven-

ción  es  la  Educación  Sanitaria  de  la

población. 

Para 


todas 

estas


ictiozoonosis,  la  forma  más  efectiva  de

evitar la infección es “no consumir pes-

cado  crudo,  mal  cocinado,  ahumado  o

salado  (estos  últimos,  sin  cocción  ulte-

rior)”.

Sin  embargo  con  la  creciente  popu-

laridad  de  platillos  a  base  de  pescado

crudo  en  nuestro  continente,  tipo

cebiche,  sashimi,  sushi,  se  debe  consi-

derar  lo  siguiente:

-

Si el pescado va a ser consumido cru-



do, debe congelarse previamente. La

legislación  de  la  Unión  Europea  re-

quiere  que  el  proceso  de  congela-

ción previo al consumo del pescado

crudo alcance los  -20 ºC, por un pe-

ríodo de 24 horas en todas las partes

del  pescado.  En  el  caso  de  los  Esta-

dos  Unidos,  la  FDA  requiere  que  el

pescado sea congelado a -20 ºC du-

Fase aguda (invasión y migración): diarrea, dolor abdominal, fiebre, tos,

urticaria, hepatoesplenomegalia y eosinofilia.

Fase crónica (infección  pulmonar): tos, hemoptisis, dolor pulmonar y

anormalidades. Localizaciones extra pulmonares (cerebro),  en casos más

graves.


De baja gravedad: flatulencia y eosinofilia.

Más severos: diarrea, dolores abdominales y adelgazamiento,

Erupciones serpiginosas y/ó eritemas móviles en  piel provocadas por

migración. Posibles migraciones a otros órganos

Náuseas,   fuertes dolores abdominales.

Síndrome gástrico agudo: fuerte cólico epigástrico, náuseas y vómitos 4 a 6

horas post ingestión. Cuando se afecta el intestino delgado, aparición brusca

de náuseas, vómitos, cólicos y fiebre a los 7 días post ingestión.

Cuadros alérgicos: (anafilaxia): urticaria, angioedema facial, sintomatología

gastrointestinal, (edema de glotis, bronco onstricción); y, en casos más

severos, choque anafiláctico.

Sintomáticas: cuadro de dolor y malestar abdominal, flatulencia, diarrea,

vómitos, adelgazamiento. Anemia megaloblástica y obstrucción intestinal o

biliar en casos severos.

Paragonimosis

Heterofidosis

Gnatostomiosis

Anisakidosis

Difilobotriosis



23

INFOPESCA   INTERNACIONAL   Nº   24

Requisitos  de  congelación  para  el  consumo  de  pescado  crudo  (para  nematodos  y

cestodos)

Requisitos de la UE

Requisitos de la FDA

- 20 ºC durante 24 horas

- 20 ºC durante 7 días

- 35ºC durante 15 horas

rante  7  días,  o  a  -35  ºC  durante  15

horas.  Estas  temperaturas  y  tiempos

se  aplican  para  aniquilación  de

nematodos  y  cestodos.  Para  los

trematodos no existen especificacio-

nes  legales,  sino  únicamente    resul-

tados  experimentales  que  todavía

necesitan  confirmación.

-

La  pronta  evisceración  y  lavado  a



fondo del pescado luego de su cap-

tura,  limitan  el  pasaje  de  larvas  de

Anisakis  simplex  que  puedan  estar

en  la  cavidad  general  del  pescado,

hacia  los  músculos.  La  evisceración

no  tiene  importancia  en  el  caso  de

parásitos  enquistados  en  la  muscu-

latura  del  pescado.

-

Para  prevenir  esas  zoonosis  parasi-



tarias  se  recomienda  la  cocción  de

pescados y mariscos a 60 ºC durante

10 minutos. Se necesitan más inves-

tigaciones  para  la  confirmación  de

las  temperaturas  y  tiempos  de  des-

trucción de los trematodos por el ca-

lor.

-

Una medida adicional en la preven-



ción de las infecciones de A. simplex

consiste  en  la  inspección  visual  a

trasluz  (o  ”candling”)    de  los  filetes

de  pescado.  Sin  embargo,  este  mé-

todo no tiene una buena eficacia en

el  caso  de  ciertas  especies  (por

ejemplo,  pelágicos).

-

Aplicación  adecuada  del  Sistema



HACCP  (Análisis  de  Riesgos  y  Con-

trol  de  Puntos  Críticos)  con  la  espe-

cificidad  necesaria  a  cada  producto

y  parásito.

Jéssica  Quijada  es  Profesora  Asistente  de  la  Cátedra  de  Parasitología  de  la

Facultad  de  Ciencias  Veterinarias  (FCV)  de  la  Universidad  Central  de  Venezuela  (UCV)  –  (MV)

Carlos  A.  Lima  dos  Santos  es  Consultor  en  Inocuidad  y  Calidad  de  Alimentos.

Rio  de  Janeiro  –  RJ,  Brasil.  –  (MV)

Nelson  Avdalov  es  Director  de  Proyectos  de  Infopesca  –  (MV)

Los  ciclos  fueron  tomados  de:

http://www.dpd.cdc.gov/dpdx/default.htm

http://bioweb.uwlax.edu/zoolab/Table_of_Contents/Lab-4b/Clonorchis/clonorchis.htm

http://www.cve.saude.sp.gov.br/htm/hidrica/com4_alertaMS.htm

http://www.ym.edu.tw/par/html/ParPic/Helminthes/Nematode/Anisakis_simplex/Ani-sim.htm

http://www.dpd.cdc.gov/dpdx/HTML/Image_Library.htm

http://cal.vet.upenn.edu/dxendopar/parasitepages/trematodes  p_kellicotti.html#adult



CONTROL  DE  CALIDAD


Compartilhe com seus amigos:


©historiapt.info 2019
enviar mensagem

    Página principal