Alexandre Herculano (1810-1877) foi um escritor português muito conceituado, sendo


Texto - Pedro Miguel dos Santos 9.º D  Ilustração



Baixar 57.2 Kb.
Pdf preview
Página2/4
Encontro05.04.2021
Tamanho57.2 Kb.
1   2   3   4
Texto - Pedro Miguel dos Santos 9.º D 

Ilustração - Inês Aleixo, 12.ºC2

A Abóbada

Alexandre Herculano


 

Alexandre Herculano (1810-1877) fue un 

escritor portugués muy respectado y hoy se 

lo considera el creador del romance histórico 

portugués. Además de ser escritor, también fue 

historiador y ensayista. En el área de la literatura, 

Alexandre Herculano se dedicó a la poesía y al 

romance. En la mayoría de sus obras, el tema es 

la historia de Portugal, que el autor trabajó de 

manera diferente, utilizando diversos recursos 

que convierten la simple sucesión de eventos en 

una historia, haciéndola más atractiva, tal como 

lo señalé en el libro A Abóbada.  

 

Este libro nos cuenta el trabajo de dos 



grandes arquitectos involucrados en el diseño 

y construcción de la bóveda del Monasterio 

de Batalha: el maestro Afonso Domingues, 

portugués, y el maestro Ouguet, irlandés. Para 

comprender mejor el libro, primero tenemos que 

retroceder en el tiempo para familiarizarnos a la 

escasez de recursos técnicos en esa época y, por 

lo tanto, a la dificultad de hacer ese trabajo. En 

esa época, tardábamos décadas, a veces siglos

en hacer obras de este tamaño, las cuales exigían 

muchos hombres para la construcción, por lo que 

siempre fueron un gran logro. La persona que lo 

diseñara, si tenía éxito, se reforzaba el orgullo 

personal y ganaba reconocimiento, admiración 

y gloria. Hoy, muchos de los problemas 

existentes en esa época se superaron por los 

sucesivos avances  tecnológicos verificados, que 

harían menos difícil el trabajo de otrora. Sin 

embargo, en cada momento de la historia el 

Hombre se enfrenta a nuevos retos  que acepta 

constantemente, en el afán  de ir más  allá y 

superarse permanentemente. 

  Según la narrativa, Afonso domingues 

había terminado el proyecto, cuando en 1401 

se ciega en una batalla al servicio  de del rey, 

Juan I. Después del grave evento, el rey  duda de 

que el maestro sea capaz de terminar su labor

y contrata a Ouguet. Este cambia el plan de la 

construcción  de la bóveda y pasa a construirla 

como quiere. En el momento de su presentación 

y mientras Ouguet llamaba al rey, la bóveda se 

derrumbó. Después  del incidente, D. Juan I se 

arrepientó de haber dudado del maestro Afonso 

Domingues y después  de una larga conversación 

con el fin de convencerlo a levantar la bóveda de 

nuevo, este acepta. ¡Y el maestro tenía razón! 

Más de cinco siglos después la bóveda sigue ahí. 

Si él la pudiera ver...

 

Más que el episodio  central de la bóveda, la 



lectura del libro nos remite al significado  de tres 

palabras que están  implícitas en la obra: deseo, 

ambición  y eternidad. El deseo y la ambición del 

ser humano de querer más y más, que nos hizo 

ser  como  somos,  que  define  y  definió  nuestro 

desarrollo como civilización. Esos mismos 

deseos y ambiciones que, en este momento, nos 

hacen sóñar con llegar a Marte, tal como, en 

el pasado, nos hizo aspirar a construir grandes 

obras como el Monasterio de Batalla. Eternidad 

por el testimonio de que la historia sigue viva 

sobre los autores de obras grandiosas. Haciendo 

una  breve  reflexión,  observamos  que  aún  hoy 

se evoca el nombre de Afonso Domingues. 

Recordarle  significa  hacerle  presente  por  la 

memoria y, en cierto sentido, es una forma de 

eternidad. No sólo como a una persona que 

vivió, sino como la persona que diseñó el famoso 

Monasterio De Batalla, algo que ni siquiera una 

catástrofe puede sacudir. 

 

La acción del rey en la contratación de 



otro arquitecto después de observar al maestro 

Afonso afectado por la ceguera, pero más 

experimentado, también nos permite establecer 

un cierto paralelismo con nuestras acciones. 

Por ejemplo, cuando cuestionamos algo que las 

personas mayores, como nuestros profesores o 

nuestros padres, han dicho, incluso sabiendo 

que tienen más experiencia y sabiduría. Lo que 

solemos ver es que, como Afonso Domingues en 

el trabajo, ellos casi siempre tienen razón.






Compartilhe com seus amigos:
1   2   3   4


©historiapt.info 2019
enviar mensagem

    Página principal